Aumenta 21% la producción de amapola en México

 

La producción de amapola en territorio nacional se registra, principalmente, en Sinaloa, Chihuahua, Durango, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Guerrero y Oaxaca

Por la falta de resultados en la erradicación de cultivos de amapola en el país, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en ingles), pidió al gobierno federal mejorar el combate, ya que en el último año aumento 21% la producción de esa droga en México.

Al presentar el “Monitoreo de Cultivos de Amapola 2015-2016 y 2016-2017”, Antonino De Leo, representante de la UNODC, dijo que se deben de desarrollar programas alternativos amplios y sostenibles.

Instamos a las autoridades nacionales, en coordinación con las autoridades estatales y locales, a adoptar nuevas enfoques y estrategias integrales del control del cultivo de amapola. Quisiera invitar a las autoridades electas, a comparar los esfuerzos de erradicación con la elaboración y ejecución de programas de desarrollo alternativos amplios y sostenibles en las áreas de cultivos ilícitos”, señaló Antonino De Leo.

El representante de la UNODC recomendó a las autoridades, reconocer las necesidades y vulnerabilidades de las comunidades locales afectadas y a través de una cooperación regional e internacional, renovada y fortalecida.

El desarrollo alternativo no se centra en las drogas, se centra en las personas y en las comunidades. Los programas de desarrollo alternativo ayudan a los agricultores a escapar de la pobreza de los cultivos ilícitos, con medidas que favorecen el desarrollo rural y mejoran la infraestructura, la inclusión y la protección social”.

De acuerdo con el documento, la superficie de cultivo de amapola en México se estimó en 25 mil 200 hectáreas entre julio de 2015 y junio de 2016 y en 30 mil 600 hectáreas entre julio de 2016 y junio de 2017, lo que representa un incremento de 21%.

La producción de amapola en territorio nacional se registra en los estados de Sinaloa, Chihuahua, Durango, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Guerrero y Oaxaca. También, hay siembra en otras entidades, sin embargo, la producción es menor, por lo que no es registrada por la ONUDC.

Aún con los esfuerzos nacionales recientes, sin precedentes, para la destrucción de cultivos ilícitos, las principales áreas de siembra de amapola siguen localizándose en Guerrero y en el “Triángulo Dorado” (Sinaloa, Chihuahua y Durango).

En su mayoría, los cultivos se ubican en áreas de difícil acceso por carreteras y/o caminos de tercer orden (terracería) o veredas, por lo que el acceso está limitado a los pobladores locales, quienes generalmente tienen muy limitadas posibilidades de desarrollo socioeconómico”.

 

*amgl